Foto tomada de http://fronterad.com/?q=inkal-awa-en-encrucijada

¿Cómo se mide la paz en Colombia?

Los últimos días del mes de agosto del 2016 se han caracterizado por portar la llama de la paz, situación que genera distintos puntos de vista en la población y en los espacios de contienda política nacional; unos se manifiestan a favor de la paz entre el gobierno presidido por el señor Juan Manuel Santos y la guerrilla FARC-EP liderada por el señor Timoleón Giménez, pero mientras la arena política se mueve a más no poder las poblaciones indígenas continúan sufriendo los embates de un conflicto del cual no quieren ser parte.

Lastimosamente el conflicto los arrastra y continúa produciendo víctimas bien sea por desplazamiento, combates entre los diversos actores armados que aun siguen manejando el lenguaje de la guerra que en Colombia se diversifica en la acción del narco trafico, trafico de armas, siembra de cultivos de coca y marihuana usados para la producción drogas, desplazamiento de comunidades indígenas, negras y campesinas, la continua aparición de grupos armados llamados BACRIM pero que bien sabemos son paramilitares, además de la existencia de grupos guerrilleros tales como el ELN y el EPL.

Ese panorama de violencia en pleno proceso de paz deja nuevamente víctimas fatales en su andar. Esta ves fueron cuatro indígenas del pueblo Awá, los sucesos se dan entre la tarde del viernes 26 de agosto momento en que es asesinado el líder Camilo Roberto Taicus Bisbicus, del resguardo Hojal de la Turbia del Municipio Tumaco Nariño y el lunes 29 de agosto se confirman tres nuevos sucesos el asesinato de los hermanos Luciano y Omar Alberto Pascal García de 21 y 23 años respectivamente ambos oriundos de el resguardo el Hojal de la Turbia, corregimiento de Llorente a 40minutos de la ciudad de Tumaco Nariño.

El cuarto asesinato tiene lugar en el punto conocido como La María del Resguardo la Falda del Municipio de Barbosa donde que da sin vida el cuerpo de Diego Alfredo Chirá Nastacuas que presenta signos de tortura. La situación de violencia por la cual atraviesa el pueblo Awá no solo se queda en el asesinato de estos cuatro líderes indígenas; en visita realizada a la CDDHHPI por consejeros y consejeras del pueblo Awá para hacer denuncias de lo que sucede en su territorio fuimos informados de distintos tipos de abusos y vejámenes no solo por parte de actores armados ilegales sino también por parte de funcionarios de instituciones estatales que para cumplir con su deber extorsionan y abusan de la población Awá.

Entre las situaciones de las cuales la comisión fue enterada tenemos:

– La aparición de panfletos por cuenta de viejos y nuevos actores armados.

– Judicialización y allanamientos irregulares.

– Detención de jóvenes que sin el debido proceso son vinculados de ser terroristas.

– Amenazas por parte de los grupos armados contra líderes y lideresas indígenas.

– Extorción por parte de fiscales y abogados para prestar sus servicios en la defensa de ciudadanos indígenas. Por estas y otras razones le solicitamos a la Fiscalía General de la Nación, al SNARIV, Ministerio del Interior, la Unidad Nacional de Protección (UNP), a la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV), al Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo, al Ministerio Público (Procuraduría General de la Nación, Defensoría del Pueblo y Personería Municipal de Tumaco), a la Alta Consejería Presidencial para los Derechos Humanos, para que alerten y atiendan la situación de vulneración de Derechos Humanos sobre el grave nivel de riesgo afrontado por el Pueblo Awá.

Hacemos un llamado a las agencias nacionales e internacionales y demás organizaciones de la sociedad civil solidarias con los Pueblos Indígenas, para que en el marco de sus funciones misionales exijan al Estado Colombiano que realice las acciones necesarias para garantizar y proteger sus derechos. Secretaria Operativa CDDHHPI.

cddhhpi@gmail.com