MINGA POR LA VIDA Y LA DEFENSA DEL TERRITORIO Y EL RESPETO POR LA AUTONOMIA DE LOS PUEBLOS INDIGENAS

BAJO CAUCA

MAYO 15 AL 20 DE 2018

Marchamos por la defensa de nuestro derecho a la vida y el buen vivir del Pueblo Senú y el Pueblo Embera del Bajo Cauca antioqueño.

Desde el territorio ancestral del Bajo Cauca hemos caminado la palabra exigiendo nuestro derecho a morir de viejos, escuchando la furia y amor de la madre tierra y el gran Rio Cauca.

Desde el inicio del proceso político organizativo de las comunidades Senúes y Embera del Bajo Cauca antioqueño los cabildos y la OIA han elevado la voz para señalar la violación sistemática de los derechos de los pueblos indígenas en esta región.

Hemos vivido el vaivén de la guerra y el conflicto social y armado en nuestro territorio y hemos perdido allí la vida de muchos de nuestros líderes, mujeres, mayores, jóvenes, niños. Muchas de nuestras familias han tenido que desplazarse de sus territorios o quedarse encerrados allí, por amenazas y presiones de diferentes grupos armados legales e ilegales en confrontación.

Nuestra región como muchas otras en el país han visto como el conflicto armado se ha venido transformando luego de la firma de los acuerdos de paz y ha puesto en amenaza a las comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas, que sobreviven en tierras abandonadas por el Estado.

Esta situación hoy se vive en departamentos como Norte de Santander (Catatumbo), Chocó, Valle del Cauca, Cauca y Nariño (Tumaco), Córdoba, Putumayo, Meta, entro otras regiones del país, en donde junto con Antioquia presenta el mayor índice de defensores y defensoras de derechos humanos asesinados y amenazados y en donde la mayoría pertenecen a comunidades étnicas y campesinas. Entre 2016 y 2018 han sido asesinados 261 líderes sociales. En lo que va del año van 35 líderes sociales asesinados y la mayoría son líderes afrodescendientes e indígenas.

Documento completo

PLIEGO MINGA BAJO CAUCA