Expresando nuestro más profundo rechazo por la pérdida de las vidas de los hermanos indígenas Francisco Dobigama y Dario Dobigama pertenecientes al Cabildo Cañabravita del Pueblo Embera, declaramos a la comunidad Nacional e Internacional la alerta roja en materia de seguridad en el Departamento del Putumayo, situación que es producto de los actos de violencia presentados en los últimos meses en contra de líderes comunitarios y defensores de derechos humanos. En observancia a la falta de garantías que permitan la construcción de una paz verdadera, responsabilizamos al Estado Colombiano por la continuidad de la violencia en los territorios debido a su omisión en el deber legal como garante de los derechos humanos y exigimos se adopten inmediatamente por parte de la Institucionalidad las siguientes medidas:

1. Establecer mecanismos que permitan obtener la protección de los miembros de las comunidades Indígenas del Departamento del Putumayo.

2. Prevenir las acciones u omisiones que conlleven que los derechos humanos sean vulnerados o amenazados, por parte de agentes del estado, miembros de grupos armados ilegales o de personas comprometidas en cualquier tipo de criminalidad.

3. Investigar las conductas y juzgar y sancionar a los responsables de las mismas.

4. Adelantar acciones en medios masivos de comunicación orientadas a superar los prejuicios y estigmatización que en la actualidad afectan la dignidad de los pueblos indígenas por la defensa de los principios de respeto a la cultura, la vida, el territorio y la naturaleza como fuente de vida.

Realizamos un llamado de carácter urgente a los siguientes organismos Internacionales ONU, MAPP OEA, ACNUR, CICR, Human Rights Watch, Amnistia Internacional con el fin de que se realice un acompañamiento constante a las Organizaciones Indígenas en las exigencias al Gobierno de Colombia para que se brinden garantías a los miembros de las comunidades Indígenas y se adelanten inmediatamente las acciones que permitan la judicialización de los responsables de amenazas, señalamientos, homicidios y todo acto de violencia en contra de los miembros de los Pueblos Indígenas de Colombia, defensores de Derechos Humanos y líderes comunitarios

POR LA VIDA, EL TERRITORIO Y LA PERVIVENCIA DE LOS PUEBLOS INDIGÉNAS

José Homero Mutumbajoy Jacanamejoy

Coordinador de Derechos Humanos y Paz

Organización Zonal Indígena del Putumayo – OZIP.

Con copia a:

Defensoría del Pueblo Regional y Nacional

Procuraduría General de la Nación

Ministerio del interior

Naciones Unidas – Derechos Humanos

ACNUR

CRUZ ROJA INTERNACIONAL

Organizaciones Indígenas Nacionales

Amnistía Internacional

COMUNICADO.pdfddhh