Del 15 al 17 de agosto se realizó el Encuentro para la formulación de estrategias de protección para las Autoridades, líderes, lideresas y defensores de los Derechos Indígenas amazónicos, proyecto liderado por la OPIAC con el apoyo de Land is life. Al encuentro asistieron dos líderes/lideresas indígenas representando a cada uno de los departamentos que conforman la Amazonía colombiana (Amazonas, Caquetá, Guainía, Putumayo y Vaupés), representando a 13 Pueblos Indígenas -PI (Nukak, Tucano, Miraña, Huitoto, Coreguaje, Inga, Curripaco, ZioBain, Piratapuyo, Guanano, Cubeo, Nasa y Kankuamo) y 6 Organizaciones Indígenas (Amazonas: AIPEA y Mesa Departamental Indígena de Amazonas; Caquetá: ASIMC y TANDACHIRIDU; Guainia: ASOCRIGUA 1; Guaviare: ASOCRIGUA 2, ASOPAMURIMAJSA y Pueblo Nukak; Putumayo: OZIP y ACIPS y Vaupés: Consejo de Gobierno Propio del Vaupés (CRIVA)).

El objetivo del espacio fue la consolidación colectiva de una estrategia de protección para salvaguardar la vida e integridad de autoridades, líderes, lideresas y defensores de derechos pertenecientes a los Pueblos Indígenas de la Amazonía colombiana. Siendo este el derrotero, fueron tres días de labores en donde se planteó el panorama general de vulneraciones a los DDHH y el DIH de los Pueblos Indígenas en el país y en el Amazonas, enfatizando en el subregistro y la permanente distancia entre las cifras gubernamentales y las de las Organizaciones Indígenas.

De obligada referencia durante el encuentro, el capítulo étnico del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera en Colombia fue objeto de socialización y debate de frente a los retos que su implementación supone. También se abrió espacio para el proyecto de Decreto de protección territorial, individual y colectiva para los PI.

El evento también fue el escenario propicio para recolectar información acerca de las afectaciones amenazas y agresiones en contra de líderes, lideresas, autoridades, defensores e integrantes  de los PI de la Amazonía Colombiana, identificando riesgos y situaciones puntuales (hechos, víctimas, victimarios, vulneraciones, peticiones y solicitudes dirigidas a las entidades estatales), así como para entregar herramientas de denuncia de los hechos victimizantes a los asistentes.

Como la formación es de suma importancia para las Organizaciones Indígenas, durante el encuentro los talleres tuvieron un lugar relevante dentro de la agenda, entre ellos, el taller de formación en DDHH y DIH, en donde se enfatizó en los derechos reconocidos, tanto nacional como internacionalmente, a los Pueblos Indígenas y se hizo énfasis en la denuncia de vulneraciones y el uso de herramientas para documentarlas. Y el taller de formación en comunicaciones, cuyo objetivo fue acercar a las comunidades a los medios electrónicos como herramientas fundamentales para el envío de la información desde los Territorios a las Organizaciones Nacionales.

Finalmente, se elaboró una lista de amenazas identificadas en los Territorios y de los riesgos que se asumen al defender nuestros derechos en las regiones. Se resaltó la importancia de los sistemas de protección propios desde la medicina tradicional y los rituales de protección física y espiritual y la necesidad del fortalecimiento cultural de los pueblos indígenas, así como, de los sistemas de protección individual y colectivo propios, por ello, se habló del apoyo e implementación de sistemas de Guardia Indígena. A lo anterior se agrega el reconocimiento del enfoque diferencial como eje para la implementación de las medidas de protección otorgadas por la Unidad Nacional de Protección.

Siendo un esfuerzo colectivo, uno de los mayores logros del encuentro es la consolidación de un mapa de riesgos, a partir de la información dada por los participantes, sobre vulneraciones de derechos en los territorios: afectaciones, amenazas y agresiones en contra de líderes, lideresas, autoridades, defensores y en general integrantes de los Pueblos Indígenas de la Amazonía colombiana.