Desde la Comisión Nacional de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas creada por Decreto 1396 de 1996, integrada por la Confederación Indígena Tayrona (CIT), la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), la Organización Nacional de Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana (OPIAC), Autoridades Indígenas de Colombia por la Pacha Mama (AICO) y Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia – Gobierno Mayor;  manifestamos nuestra voz de rechazo e indignación por las expresiones insultantes, denigrantes, discriminatorias y racistas por parte de funcionarios del Gobierno del presidente Duque.

El día 19 de mayo de 2020, en el marco de una sesión la Comisión Mixta para el desarrollo integral de la política pública indígena para el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) se dieron a conocer grabaciones a través de las cuales funcionarios del Gobierno del presidente Duque por fuera de los escenarios de diálogo de la misma, atacan la integridad y dignidad colectiva de los pueblos indígenas con frases racistas y descalificadoras como “Deberían Morirse esos Indios HP”y otros improperios e insultos, que además en su rol de funcionarios públicos y representantes de  instituciones del Estado, sean quienes asumen los procesos de diálogo y concertación, con las autoridades de los pueblos indígenas.

En este caso, se puede escuchar a los funcionarios, entre burlas e insultos, argumentar la rebaja en los dineros asignados que por derecho tienen los pueblos indígenas: “porque ellos nunca van a cambiar y van a ser miserables toda su vida” (…)“Yo ya odio a esos hp”. La sociopatía de este gobierno pareciera extenderse hasta sus funcionarios que, además de racistas, son aporafóbicos, al justificar la falta de voluntad política con el reajuste presupuestal señalando que son indígenas y pobres.

Este hecho, refleja una muestra clara de la política imperante en el actual gobierno que muestra una cara amable frente a los medios y en su interior, sus intereses apuntan hacia la agudización de la desigualdad, inequidad, exclusión y falta de garantía de derechos de los pueblos; refleja cómo opera el Gobierno Duque frente al cumplimiento de acuerdos que con tanto esfuerzo y luego de años de lucha y resistencia de  los pueblos indígenas, han logrado conseguir; aún en estos días, es evidente el racismo y discriminación hacia las poblaciones más vulnerables del país.

Los pueblos indígenas fuimos y seguimos siendo objetivo militar para los armados y  también somos víctimas sin reparar por las trabas que usa el gobierno nacional para desconocer el conflicto y truncar la implementación del Acuerdo de Paz. Por eso, no es extraño que en lo corrido de este periodo de gobierno, no existan gestos de reconciliación con las víctimas de este país. Los pueblos indígenas de Colombia pedimos respeto y solicitamos a Gobierno del presidente Duque que corrija decisiones como el nombramiento del señor Jorge Rodrigo Tovar que pone de manifiesto el cinismo con el que actúa frente a la reparación que debe realizar a las víctimas del conflicto; al nombrar al hijo de un paramilitar que, no solamente considera a su padre un preso político, un mártir de una causa que dejó cientos de miles de desplazados, muertos y desaparecidos de nuestros pueblos, también es  un negacionista del conflicto armado y, por ende, de las víctimas.

Nos preocupa que estas actitudes cercanas al paramilitarismo trasciendan a la esfera de la administración pública y se vean comprometidos los derechos y decisiones trascendentales de política pública de la ley 1448 del 2011 y sus decretos ley como el 4633 de 2011. El escenario de la reconciliación y las garantías de no repetición, dependen en gran medida de la legitimidad y la coherencia en las decisiones públicas y la inclusión de escenarios de participación de las víctimas para ampliar las garantías en la gobernabilidad y la reparación integral.

Por la gravedad de estos hechos, la Comisión Nacional de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas exigimosal Ministerio del Interior en cabeza de la ministra Alicia Arango Olmos, revocar el nombramiento del señor Jorge Tovar Vélez, en el cargo de coordinador de Victimas del Ministerio del Interior y nos sumamos a las voces de rechazo y denuncia del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) y demás organizaciones indígenas, y exige de parte del Gobierno Nacional no solo ofrecer disculpas publicas, dar las explicaciones a la sociedad en general, tomar las acciones disciplinarias a que haya lugar, sino también revisar de fondo su política de promoción de derechos humanos, la materialización de la reparación integral, la construcción de escenarios reales de reconciliación, garantías de no repetición y de respeto a los pueblos indígenas, tanto al público en general como al interior de sus instituciones, pues en un estado social de derecho, debe existir coherencia entre las competencias, ordenamiento jurídico y el actuar y ética de los funcionarios públicos en procura de respetar y garantizar los derechos de los Pueblos Indígenas de Colombia y de la población en general.

COMISIÓN NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS

¡Descarga el Comunicado AQUI!

COMUNICADO CDDHHPI DISCRIMINACIÓN Y COORDINADOR VICTIMAS