Junio 4 de 2020

No quisiéramos decir que es – otro asesinato más – pero así es, es otro vil asesinato en ésta tenebrosa noche por la que atraviesa Colombia, donde por reclamar derechos, Autoridades Indígenas, líderes sociales, defensores de la naturaleza y comunidades enteras son perseguidas, desplazadas y asesinadas por el solo hecho de no callar la injusticia, inequidad, barbarie, pobreza y miseria

Hoy desde Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia Gobierno Mayor, lloramos el asesinato inmisericorde de OSCAR DICTO DOMICÓ DOMICÓ, apenas ayer denunciábamos el asesinato de JOEL VILLAMIZAR quien fue ultimado el 31 de mayo de 2020, durante Operaciones Militares del Ejército Nacional, realizados en la vereda Rio colorado, del Municipio de Chitagá, cerca al Resguardo Indígena Unido, Directivo de la Asociación U’wa y Coordinador de Educación de la Nación Indígena, y de estos hechos para atrás ya es muy gruesa la cifra de asesinatos selectivos y masacres

El día 3 de Junio del año 2020, entre las 4:30 y las 6:00 pm, fue asesinado el compañero y líder indígena del Pueblo Embera Katio Resguardo Kapupudó, de 40 años OSCAR DICTO DOMICÓ DOMICÓ, quien fué vilmente asesinado a cuchillo en el municipio de Buenavista – Córdoba, Oscar era una persona trabajadora que dependía de sus labores de campo como la yuca y el arroz, era guardia indígena de su comunidad y padre de 4 hijos, según versión de testigos, Oscar ya se encontraba en casa descansando a las 4:30pm , llego un desconocido que le pidió el favor para que lo guiara a una dirección, lo convenció de ir, después de 2 horas desaparecido lo encontraron tirado en la vía como consecuencia del ataque alevoso del arma blanca.

Es una palabra macabra, pero en Colombia volvieron los falsos positivos, los asesinatos, las matanzas, las persecuciones, la radicalidad y guerra

El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) reportó que en lo corrido de este año 2020 hasta el 15 de mayo han sido asesinados 101 líderes sociales o defensores de derechos humanos, reincorporados de las Farc, autoridades indígenas, y eso sin mencionar las cifras amplias de los años anteriores
Y todos éstos hechos en plena cuarentena

Es mucha la sangre de inocentes indígenas, la que ha sido regada y sigue empapando a la Madre Tierra y la Patria, indígenas, campesinos, pequeños agricultores, hombres, mujeres y niños siguen cayendo bajo las balas asesinas disparadas desde la oscuridad

Hasta cuando la impunidad y la radicalidad en un País tan prometedor como Colombia??, hasta cuando el Estado Colombiano garantizará la vida de los Colombianos?, y que no se diga desde el Gobierno Nacional que no tiene los medios para garantizar derechos

En EEUU el asesinato de un afro tiene el país paralizado, en Colombia dos líderes indígenas son vilmente asesinados en forma brutal en los últimos días y no pasa nada, ¿es descomposición social, destrucción y muerte la que nos corroe? Y a quién corroe más?, porque los intereses materiales y de poder tienen que ser superiores a la vida?

Sin embargo, pese a éstos hechos instamos a no callar las voces, desde los campos colombianos, los territorios indígenas, la academia, las organizaciones sociales, ambientales y de derechos humanos, las mismas voces que se tienen que escuchar necesariamente porque somos más los interesados en tejer lazos de apoyo mutuo para consolidar un País más prometedor, son los sueños y la esperanza colectiva para materializar un País mejor la que nos debe guiar.

  • Exigimos a la fiscalía general de la Nación a esclarecer los asesinatos de OSCAR DICTO DOMICÓ DOMICÓ Y JOEL VILLAMIZAR, y la de todos los hechos de muerte ocurridos, para que retorne la confianza en una institucionalidad que funciona con resultados.
  • Instamos a la Defensoría del Pueblo, Procuraduría Nacional, Naciones Unidas y defensores de derechos humanos actuar sobre todos los hechos de muerte que vienen sucediendo
  • Exigimos al Presidente Duque tomar medidas para controlar ésta clase de hechos que ponen en peligro la tranquilidad y la paz en las regiones y el País entero

Desde Autoridades Tradicionales Indígenas de Colombia Gobierno Mayor acompañamos el dolor de esposas hijos, y comunidad del Resguardo Emberá Kapupudó, así mismo al Pueblo Uwá por el asesinato de Joel Villamizar