Desde la Comisión Nacional de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas, creada mediante decreto 1396 de 1996, y las organizaciones indígenas nacionales que la conforman, en primera medida extendemos un saludo fraterno de hermanda y apoyo a las justa luchas y reclamos ante el gobierno nacional a causa de los constantes hechos de violación a los derechos humanos y DIH, a las organizaciones y pueblos indígenas del Departamento del Choco. 

Hoy unimos nuestra voz para denunciar ante la opinión pública, entes de control nacional, organismos de derechos humanos de la comunidad internacional y la misión de verificación del proceso de paz, sobre la alarmante situación de derechos humanos que atraviesan los pueblos indígenas de Colombia y en este caso particular de los hermanos indígenas del Departamento del Choco. 

Para la CDHHPI es preocupante que, en el marco de la emergencia humanitaria generada por el virus COVID 19, continúen de manera sistemática los asesinatos, amenazas, víctimas de minas antipersonales, atentados a los líderes sociales y a hermanos indígenas que luchan por la defensa de los derechos humanos de sus comunidades, además de la situación de desplazamiento y confinamiento en que varias comunidades están viviendo por la presencia de disputas territoriales entre grupos armados. 

Esta grave situación viene ocurriendo sin la debida atención por parte del Gobierno Nacional, como si hubiese perdido importancia y no merecieran atención urgente, pues esto representa para nosotros una emergencia humanitaria que, poco a poco, está llevando a los Pueblos Indígenas de Chocó a una situación de exterminio físico y cultural. 

En el transcurso del año pasado 2020, desde la Comisión Nacional de Derechos Humanos se realizaron múltiples denuncias sobre violaciones a los derechos humanos en contra de los pueblos indígenas, hechos de gravísimas violaciones que ha quedado en el olvido, pues llenaron los titulares de varios medios de comunicación pero que a la fecha han quedado en la desatención y olvido. 

Frente a esta difícil situación, como pueblos indígenas se ha priorizado la necesidad urgente de tener tres temas de transcendental importancia; Uno: Un plan de emergencia (pactado en noviembre de 2019) para la atención de los casos de urgencia en materia de violaciones a los derechos humanos, que defina las rutas expeditas y diferenciales para atender aquellos casos en los que el actuar de las instancias del gobierno deben proporcionar atención inmediata: Dos, la construcción de la Política Publica de Derechos Humanos para los Pueblos Indígenas (pactado en el Plan Nacional de Desarrollo): Tres, que se expida el decreto de protección para los pueblos indígenas (pactado en el Plan Nacional de Desarrollo). Cabe resaltar que, si bien ha habido un nivel de avance, este ha sido mínimo y por el contrario, la falta de celeridad ha implicado la comisión de vulneraciones que podrían haberse evitado. 

Por todo lo anteriormente expuesto, RESPALDAMOSlas peticiones emanadas de los pueblos Indígenas del Departamento del Chocó y como Comisión Nacional de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas

EXIGIMOS:

  1. Cumplimiento de los acuerdos y obligaciones legales que tiene el Gobierno nacional frente a sus responsabilidades en materia de derechos humanos con los pueblos indígenas en particular de los pueblos gravemente afectados en el Departamento del Chocó. 
  2. Que las denuncias de violación a los derechos humanos de atención reportados ante las entidades del Estado, sean atendidos con celeridad y de manera expedita en aras de salvaguardar la vida de los hermanos indígenas en riesgo y proteger sus derechos fundamentales.
  3. Que se atienda de manera efectiva los llamados realizados de parte del ministerio público. 
  4. Que la procuraduría general de la nación inicie los procesos disciplinarios y sancionatorios contra los funcionarios públicos que incurran en incumplimientos y falta de atención a la emergencia humanitaria pro parte del Gobierno nacional. 
  5. Que los acuerdos en materia de atención, prevención y reparación aseguren las garantías necesarias por parte del gobierno local y nacional.
  6. Que se convoque de manera inmediata una sesión ordinaria de la Comisión de Derechos Humanos de los PPII con participación de las delegaciones de las regiones más afectadas: Chocó, Cauca, Nariño, Antioquia y Putumayo.

COMISIÓN NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS -Decreto 1396 de 1996-